Redacción NTR 28 enero, 2020

Después que el presidente de ANDA demostrara ser incompetente para dirigir la institución encargada de la administración del vital líquido y causar una grave crisis en el área metropolitana de San Salvador, ahora se esconde y evita dar la cara ante el pueblo salvadoreño.

Esta tarde y por segunda vez el señor Frederick Benitez no atendió la convocatoria para rendir el informe ante la Asamblea Legislativa sobre las verdaderas causas que ocasionaron la contaminación del agua.

La crisis costó millones de dólares en gasto para el gobierno en compra de botellas de agua purificada, combustible y pago de horas extra a empleados de gobierno e incluso pago excesivo de fotógrafos y publicidad en redes sociales.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *