Redacción NTR 9 agosto, 2019

Una señora que intentaba eliminar el olor a heces de perro de la banqueta de su casa esparció creolina y esta se regó por todo el pasaje de la colonia.

La creolina era tan fuerte que cuatro niños que jugaban fútbol en el pasaje resultaron intoxicados y fueron llevados al hospital.

La creolina les ocasionó mareos y vómitos de forma incontrolable. La policía investigara a la señora.

El hecho sucedió en la en la Colonia San Julian de Ayutuxtepeque.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *