Redacción NTR 23 octubre, 2019

En los últimos días ha surgido una polémica por el cambio de protocolo en la Asamblea Legislativa, un acuerdo que originalmente le estaría entregando el poder de la presidencia del órgano legislativo al partido de derecha conservador PCN.

El PCN es uno de los partidos que encajan perfectamente con el  perfil de “DINOSAURIOS POLÍTICOS” que tanto han criticado los golondrinos pero que en esta ocasión defienden a capa y espada sin siquiera saber la razón.

Según un chambre plantado por el noticiero Telenoticias 21, el protocolo se cambiaría por un supuesto acuerdo entre ARENA y el FMLN para poner a Rodolfo Parker del PDC al frente de la asamblea en lugar de Mario Ponce.

Parker es un personaje también de derecha pero que es de una visión contraria a la de Bukele mientras que Ponce es un simple peón dentro del PCN que esta totalmente rendido al poder de Casa Presidencial. De ahí viene el empuje de Bukele para tratar de mantener en el poder al PCN, el ala de la derecha que le garantiza cierta estabilidad en el poder legislativo.

¿Porqué no empuja entonces Bukele a GANA en la asamblea y pide que Gallegos tome el poder?

Simple, porque Gallegos es más peligroso y puede salirsele del huacal al presidente, además que los servicios del diputado son más caros que los del PCN.

En esta polémica la población se ha centrado en un supuesto “pacto” entre ARENA y el FMLN para poner a Parker al frente de la asamblea, (pacto que es totalmente falso) y no se han puesto a analizar cuál es la verdadera situación detrás de este movimiento estratégico del ajedrez político de nuestro país.

Incluso hay miembros de la Comisión Política del FMLN que se han ido en la “chicahuita” tratando de desmentir el supuesto pacto para dejarle claro a Bukele que no se le hará oposición a su gobierno, situación lamentable de los supuestos miembros de la dirección de la izquierda.

 

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *